Nellie Solange Strong Hertz, descanse en Paz

El 3 de Octubre de 2015 falleció en Ashburn (Virginia, EE.UU.) la gran escritora católica geocentrista y antievolucionista Nellie Solange Strong Hertz, tenía 95 años. Nellie Solange fue toda su vida una escritora audaz, de una raza que desgraciadamente escasea en nuestros tiempos. Empleó su larga vida en batallar mediante sus acertados artículos para desenmarañar los engaños y artilugios que los enemigos de la verdad han venido utilizando en la corrupción de las almas. Se dice de ella que fue la primera en reconocer abiertamente las aberraciones del Concilio Vaticano II. Siendo joven se forjó con sus escritos en varias revistas católicas americanas locales.

 

Nellie

Nellie Solange Strong Hertz, muere a los 95 años

 

Nellie Solange, primeramente obtuvo el título universitario de Lenguas Clásicas, para posteriormente estudiar Ciencias Políticas, campo en el que se ha dicho que sus conocimientos sobrepasaban a los de la mayoría de políticos profesionales, en realidad ella siempre sustentaba sus juicios en las verdades y tradiciones de la Santa Madre Iglesia, lo cual ha quedado fielmente reflejado en sus obras que incluyen libros muy conocidos (en ambientes católicos tradicionalistas de USA) como The Star-Spangled Heresy: Americanism, Apostasy in America, Utopia: Nowhere, Now Here!, The Battle for Amerindia. Trágicamente su marido, Gustavo, desapareció como prisionero de guerra de los Viet Cong, entonces ella tuvo que hacerse cargo de sus cinco hijos, dedicándose a escribir en múltiples publicaciones locales, entre ellas el de Loudoun Times-Mirror, el Washington Evening Star, la Antiques-Magazine y otras; convirtiéndose en ese tiempo en una de las escritoras católicas de mayor renombre para numerosos periódicos americanos , tales como America, Immaculata, The Remanent en el que todavía escribía el año 2014.

Una biografía más extensa puede verse en la siguiente web relativa a su obituario:

* http://solange.strikingly.com/

O en esta otra, publicada con ocasión de concederla el premio “Tower Of Trent- Hall Of Honor”:

*  http://www.dailycatholic.org/issue/05Jun/jun1ttt.htm

Uno de sus artículos más citados, incluso por varios científicos, es el titulado “Hell’s Amazing Grace”, del cual el Obispo Monseñor Williamson llegó a decir que es uno de los artículos más brillantes que ha leído en su vida. Este artículo yo no lo he visto en castellano por ninguna parte de internet, por lo que he decidido traducirlo como mi homenaje a tan preclara escritora, en lo que he optado por titular “la Anti-gracia del Infierno”.

La Anti-gracia del Infierno

Para describir los efectos de la gracia de Dios en las almas, Santa Teresa de Ávila solía utilizar la analogía del agua. Así, en Las Moradas del Castillo Interior, nos explica: “No encuentro cosa más a propósito para declarar algunas cosas del espíritu que el agua; y esto es, como sé poco y el ingenio no ayuda y soy tan amiga de este elemento, que le he mirado con más advertencia que otras cosas; que en todas las que crió tan gran Dios, tan sabio, debe haber hartos secretos de que nos podemos aprovechar, y así lo hacen los que lo entienden, aunque creo que en cada cosita que Dios crió hay más de lo que se entiende, aunque sea una hormiguita”.

Aunque tan común que la podemos encontrar hasta en el más humilde fregadero de cocina, difícilmente podremos hallar una substancia natural tan misteriosa como el agua, sobre la cual “el Espíritu de Dios se movía” incluso antes que la luz hubiera sido hecha, cuando “la tierra estaba informe y vacía”. Sin agua nada fue creado. Así como las aguas del río vivificante que salían de un lugar central para regar el paraíso” (Gen. I, 2-3; II,10), agua que ramificándose hacía fructificar la tierra entera, no sólo natural sino sobrenaturalmente. Consagrada por medio del Bautismo del Verbo Encarnado en el Jordán y brotando del Sagrado Corazón de Nuestro Señor Jesucristo tras Su muerte en la Cruz, el agua se convirtió en el medio dispuesto por Dios para aportar vida divina a las almas.

Lucifer, destinado a imitar a Dios y queriendo ser como Él, hubo de elegir un elemento natural similar para llevar las almas a la muerte. Nuestra Señora, en La Salette, predijo: “Habrá extraordinarias maravillas en cada lugar porque la verdadera fe se habrá extinguido, y una falsa luz iluminará el mundo”. Esta falsa luz, fuente de maravillas de los últimos tiempos, puede ser fácilmente rastreada hasta Lucifer, cuyo nombre significa “portador de luz”, Y cuya vocación desde el principio había sido iluminar y dar ‘energía’ a la creación de las alturas de los cielos. Mientras que Dios redime a la humanidad mediante el agua en el sacramento del Bautismo, ahora parece que el ángel caído ha diseñado intencionadamente lograr su condenación por medio de la electricidad. Esta poderosa fuerza, sacada desde la nada por las divinas palabras “Hágase la luz”, después de que el agua ya existiera, podría servir a Lucifer de anti-gracia.

Impregnando el universo antes que el sol fuera creado en el cuarto día, el electromagnetismo no puede ser malo en sí mismo, pues la misma Escritura nos dice “Y vio Dios que la luz era buena”, pero como Príncipe de este mundo, Lucifer tuvo aparentemente la libertad para apropiarse de ella para sus propios fines. Todavía algunas personas de edad ya muy avanzada pueden recordar haber pasado su juventud sin electricidad. Durante miles de años muchas generaciones han vivido felizmente sin ella, confiando en la mecánica simple y en la potencia del agua para proveerse de las comodidades básicas, cuando repentinamente, con el embate del Iluminismo del siglo decimoctavo, la electricidad fue convirtiéndose en una necesidad.

Sin electricidad, ahora ya no se considera posible la existencia civilizada. Civilización ahora significa electrificación. Si todavía el agua figura como una fuente poderosa, es porque con ella se puede producir corriente eléctrica de forma masiva. Usurpando el papel del Espíritu Santo como paráclito y consolador, la electricidad es la auténtica alma de la ciudad del hombre, el elixir indispensable del progreso. Por medio de “marca-pasos” mecánicos instalados por electricistas vestidos con ropaje de cirujanos, sería incluso posible suplir el trabajo de los corazones humanos.

A costa de la afición pecadora del hombre, Lucifer por fin se encuentra en condiciones de llevar a buen término lo que no pudo realizar en Babel, allí donde el hombre fue tentado por primera vez a optar por lo artificial. “Fabriquemos ladrillos y cozámoslos con fuego”, decidieron, determinados a mejorar la madera natural y la piedra que Dios les había proveído como materiales para la construcción. En nuestros días, con la ayuda de la energía eléctrica, estos están siendo reemplazados por plásticos de cada concebible variedad, desde tejados de casas hasta zapatos y vestidos hechos de pieles artificiales y fibras. Los alimentos se están convirtiendo en productos químicos procesados. Planeando transformar la creación de Dios en una de su propia invención, Lucifer no tiene intención de pasar por alto ningún detalle.

La dependencia de la sociedad moderna en la nueva energía excede la de cualquier droga aditiva. Culturas enteras han sido puestas a merced de quien controla la corriente. Primero enredada entre los cables, después entre los campos magnéticos, la humanidad está siendo empujada a alejarse cada vez más de la realidad. Perdiendo progresivamente el contacto con el mundo material de Dios, está desechando las últimas trazas de la imagen divina de en la que fue creada para tomar la configuración de la de Satanás. Este desgraciado ciudadano confeccionado bajo el patrón de la anti-gracia se transforma en un paria, automáticamente excluido de la vida común, donde las tareas más humildes ya no pueden realizarse sin ella.

Los niños en la escuela ya no son capaces de realizar las más simples sumas si nos están equipados con calculadoras. En casa y en la oficina, en granjas y en fabricas, en bancos y en escuelas, en hospitales y en laboratorios, todos dependiendo de esta energía. Corporaciones internacionales, sistemas de transporte y comunicación, todos requiriendo su servicio para funcionar. En todo momento dando soporte al suministro para la mayoría del entretenimiento popular, la electricidad está también en el gobierno y registro de cada transacción financiera. Incluso los aviones no pueden volar sin usar computadores.

No tiene precedentes un progreso material de esta clase en el trascurso de doscientos años lo que conlleva un conocimiento excepcional de los secretos de la naturaleza. El sueño de los hombres de Babel de alcanzar los cielos por medios físicos, que ellos esperaban conseguir con la construcción de una torre “cuya cima llegue hasta el cielo” (Gen XI, 4) ha sido revivido por las posibilidades ilimitadas de los viajes espaciales. Infectado por el propio deseo de Satanás de elevarse por encima de su lugar asignado, el hombre ahora se une a él no sólo para volar por encima de la tierra, sino por aquellas altas regiones más allá de nuestro mundo que los Padres de la Iglesia nos dicen que se convirtieron en el hábitat de los ángeles caídos tras su expulsión del cielo. ¿Qué mejor prueba de la quasi-irreversibilidad de la Gran Apostasía ahora en expansión imparable?

(“Hell’s Amazing Grace”, por la escritora católica Nellie Solange Strong Hertz)

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Cuestiones para heliocentristas y relativistas

Una de las peculiaridades de los heliocentristas, relativistas y BigBang-istas es su candidez, todos ellos confían ciegamente en la racionalidad de sus hipótesis, y sin embargo califican de irracionales a las del geocentrismo. Y eso siendo personas que se creen sensatas defendiendo ideas tales como:
1) El origen del universo es una singularidad.
2) Hay principios fundamentales como el cosmológico y el de Copérnico (¡no demostrados nunca!).
3) Así como las nociones de la contracción Lorentziana de los cuerpos, la dilatación del tiempo.
4) El postulado arbitrario de Einstein de la constancia de c que va contra la experiencia.
5) Y otras especulaciones sobre la existencia de una materia oscura, de agujeros negros, etc.

Su candidez no se manifiesta cuando ellos se cuestionan aspectos del geocentrismo, cosa que está muy bien hacer, sino cuando no lo hacen nunca con sus teorías heliocéntricas y relativistas que son muchísimo más cuestionables.

Por eso sería muy saludable que tales científicos hicieran el ejercicio de intentar responder a cuestiones que atañen a la solidez de sus teorías, así comprenderían que están basadas sobre fundamentos de barro. Esto lo conoce muy bien John Martin, un ingeniero americano geocentrista, que se ha atrevido a desafiar al Dr Bidgmans enviándole a su blog una batería de más de un centenar de preguntas que le han hecho enmudecer. Tom Bridgmans, doctor en física y en astronomía, trabaja principalmente como divulgador científico en varios medios americanos, conduce un blog, http://dealingwithcreationisminastronomy.blogspot.com, especializado en combatir inmisericordemente a los creacionistas en el terreno de la astronomía. En cuanto al blog de John Martin, titulado “Thoughts of John Martin”, está en:

http://johnmartin2010.blogspot.com

Yo he tomado del blog de mi amigo John Martin sólo 15 cuestiones para que los heliocentristas y relativistas hispano-hablantes puedan ejercitarse un poco. Sería interesante que intentran contestar a algunas de estas cuestiones.

CUESTIONES:

1.- Si el subsistema Tierra-Luna se encuentran en su trayectoria orbitando el Sol a v = 30 km/s y, a su vez, el sistema solar se traslada por el espacio a velocidad de 300 km/s, entonces resulta que el ángulo de aberración de la luna debe alcanzar los 8’ 40”. ¿Alguien conoce una publicación científica dando cuenta de la aberración de la luz lunar de esa magnitud, o de la que sea?. Si no hay observaciones de la aberración de la luna, tal como parece, ¿significa eso que la Tierra se encuentra estacionaria relativa a la luna?.

2.- Si no son conocidas las posiciones reales de los planetas sino sólo sus posiciones aparentes, tal como son percibidas desde la Tierra, ¿cómo es que se tiene en cuenta la aberración lumínica de los planetas para calcular en los almanaques las predicciones de estas posiciones?. Es decir, si la aberración lumínica de los planetas se utiliza en los cálculos del almanaque ¿cuál es la aberración que se toma y cómo sabemos que ésta es la aberración real?. Y si no se utiliza la aberración de la luz de los planetas en estos cálculos, ¿es esto un reconocimiento implícito que bien los cálculos son “ad hoc”, o bien que la tierra se encuentra estacionaria respecto a los planetas?.

3.- En el experimento de Michelson-Morley para una tierra presuntamente moviéndose a través del éter, estaba previsto que en el interferómetro el desplazamiento fuera de 0.40 de franja si la tierra viajase con velocidad de 380 km/s. Sin embargo, en el experimento sólo apareció un desplazamiento de 0.02, y ello fue aprovechado por Albert Einstein para defender que las longitudes de los cuerpos que se mueven en la dirección del movimiento terrestre encogen de acuerdo a la fórmula de contracción de Lorentz, lo cual es claramente una teoría ‘ad hoc’. ¿Por qué la ciencia moderna se toma seriamente esta hipótesis de la contracción de Lorentz, cuando no se conoce ningún mecanismo en el universo capaz de actuar en los cuerpos para encogerlos en la dirección de su movimiento?. Y consecuentemente, si la teoría de la contracción de Lorentz es hoy tan utilizada por la física moderna, ¿qué experimentos se han propuesto para su posible refutación?, pues según el criterio de falsabilidad de Popper ha de ser posible refutar por la experiencia todo sistema científico empírico.

4.- Además hay que tener en cuenta que en los experimentos tipo Michelson-Morley siempre aparece un pequeño desplazamiento de las franjas, claramente indicando que hay algo como un flujo no nulo de éter pasando por la superficie terrestre. Si se utiliza la contracción de Lorentz para explicar el aparente “nulo” desplazamiento de las franjas, ¿cómo la ciencia da cuenta del pequeño resultado positivo que se observa en estos experimentos y que no encaja en la teoría de la relatividad?.

5.- Según la mecánica de Newton los movimientos elípticos de las órbitas de los planetas pueden explicarse a través de las nociones de la gravedad producida por la atracción entre las masas y la aceleración centrifuga. Sin embargo, también la ciencia moderna asegura que el universo a larga escala está principalmente compuesto de materia oscura, la cual ha sido propuesta para dar cuenta de la acción sobre las galaxias espirales que no actúan como lo predice la física newtoniana. Entonces ¿por qué los movimientos de los planetas a escala del sistema solar pueden ser computados utilizando física newtoniana e ignorando las muy grandes fuerzas causadas por la materia oscura?.

6.- La ciencia moderna mantiene que la física newtoniana no es válida para tratar con las galaxias espirales debido a su interacción con la materia oscura. Al mismo tiempo, la ciencia moderna sitúa a la tierra con todo el sistema solar en el interior de una galaxia espiral, de donde lógicamente se deduce que la galaxia en la que se encuentra la tierra está sometida a una física especial, diferente a la que rige las otras galaxias. De lo contrario, la mecánica newtoniana no podría utilizarse para dar cuenta de los movimientos planetarios sin la necesidad de considerar la materia oscura.

7.- La cosmología actual afirma que las galaxias se están alejando de la Tierra con velocidad proporcional a su distancia, según la conocida ley de Hubble, de ahí el empleo de su ‘redshift’ como un indicador del movimiento relativo de la galaxia. Este movimiento galáctico suele descomponerse en una componente expansiva cósmica y en otra del movimiento propio de da la galaxia. Entonces ¿cómo la ciencia moderna conoce experimentalmente si la expansión cósmica es real?, y ¿cómo conoce que el movimiento propio de la galaxia es real?.

8.- Si un espacio en expansión de alguna manera causa el ‘redshift’, y la teoría de la relatividad niega la existencia de un éter en el espacio, y niega también cualquier propiedad del vacío del espacio, ¿cómo puede un vacío carente de propiedades expandirse y tener un efecto de “desplazamiento al rojo” sobre la luz?.

9.- Por el contrario, si el espacio no es “la nada”, sino “algo” (la materia oscura) que se encuentra expandiendo, ¿cómo es este “algo” ciertamente diferente de las antiguas nociones de un ‘éter’ permeable al espacio?.

10.- La ciencia moderna postula la existencia de materia oscura representando el 95 % del total de la materia del universo, y tal que se la supone permeable a todo el espacio. Evidentemente si esta materia oscura se encuentra a través del universo entero, entonces también estará localizada dentro de nuestro sistema solar alrededor de la tierra. Entonces ¿cómo debe ser considerada esta materia oscura en los experimentos del tipo Michelson-Morley?. Unos experimentos que la ciencia moderna cree que producen resultados “nulos”. Después de todo, si los resultados nulos son evidencia de la ausencia de éter, entonces ¿cómo la ciencia piensa que no hay nada de éter pero en cambio está todo el universo repleto de materia oscura?.

11.- George Airy llevó a cabo un ingenioso experimento para determinar la velocidad de la tierra por el espacio. Basándose en que si la tierra estuviera moviéndose a través del éter, entonces un telescopio lleno de agua debería retrasar la luz viajando por él, y así el telescopio debería tener que desplazarse un pequeño ángulo para ver la luz de la misma estrella en el mismo punto (ver mi post del 3 de Marzo de 2010). El experimento de Airy resultó fallido, pues no pudo detectar movimiento de la Tierra. ¿Cómo explica la ciencia moderna el resultado fallido de Airy cuya única lógica conclusión parece ser que la tierra está estacionaria relativa a las estrellas?. Si alguien va a emplear la teoría de la relatividad en su contestación que, por favor, incluya evidencia experimental para cualquier dilatación del tiempo y contracción de longitud que se suponga haber ocurrido en el experimento.

12.- El cuásar gemelo Q0957+561 descubierto en 1979 se ha venido considerando como un ejemplo del efecto lente gravitatoria. El cuásar y su galaxia lente se encuentran a distancias únicamente conocidas de manera teórica, y pueden estar equivocadas por no menos de un 15% según se dice en Universe Today: <http://www.universetoday.com/2006/08/07/the-universe-could-be-larger-than-previously-thought/&gt;, por lo tanto, cualquier ejemplo de lente gravitatoria no es más que un caso de asumir distancias y entonces aplicar una teoría a estas distancias para producir los resultados que se desean.

13.- El efecto lente gravitatoria no debería ser tan infrecuente en un universo tan gigantesco como el que la ciencia actual postula, pues muchísimos objetos celestes deberían tener cuerpos estelares directamente tras ellos. De esta manera si los lentes gravitatorios se disponen uniformemente sobre el cielo nocturno, ¿no debería, por el efecto lente, aparecer múltiples imágenes del mismo cuerpo estelar sobre el cielo nocturno provocando un cielo repleto de una mezcla de objetos reales y aparentes?. Si esto no es así ¿por qué no lo es?.

  1. – La física moderna afirma que aparentemente la tierra está en el centro del universo, con las galaxias alejándose de la tierra en todas las direcciones. Pero se ha dicho que esto es únicamente una apariencia y que realmente la tierra es sólo un objeto más del universo, y que parece como si fuera el centro del universo porque cualquier otro punto aparecería también como si fuera el centro del universo. La razón que se argumenta es que, debido a la materia oscura y a la energía oscura, el universo está uniformemente expandiéndose en todas las direcciones. Nuestra pregunta es, si el universo está expandiéndose uniformemente en todas las direcciones, ¿por qué no hay ni una evidencia para la expansión del espacio entre el sol y la tierra, o la tierra y la luna, o la tierra y cualquier otro planeta del sistema solar?. Si por el contrario hay alguna evidencia de tal expansión, ¿cómo puede compatibilizarse ésta con la mecánica de Newton que requiere distancias específicas en relación a las masas de los cuerpos y a las fuerzas centrífugas?.

15.- Si la expansión del universo es uniforme en cualquier dirección y por tanto, la tierra parece como si estuviera en el centro del universo, pero que realmente no lo estaría, ¿por qué entonces el espacio sólo se expande entre las galaxias y no entre las estrellas y planetas en el interior de las galaxias.

Otro día añadiremos más.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Stonehenge, geocentrismo de hace 5000 años

Jon Morris es ingeniero y profesor de dos Centros de Ingeniería de Inglaterra, actualmente mantiene un blog1 centrado en diversas teorías sobre el famoso monumento prehistórico de Stonehenge. Los principales puntos que Jon Morris defiende son: I) Stonehenge comenzó siendo un centro de estudio de la esfera celeste, hace 5000 años. II) Stonehenge sirvió como aula (Planetarium) para enseñar Astronomía Geocéntrica a los neófitos de aquel tiempo ‘prehistórico’.

Empecemos contando su historia: No hay que pensar de Stonehenge  como un monumento megalítico que se conserve impertérrito desde su original construcción, la estructura actual está formada de un conjunto de monolitos y rocas de arenisca desperdigadas por el suelo, a duras penas unas pocas se mantienen en pie. Evidentemente los monolitos del monumento se ha ido desmoronando con el paso del tiempo. En los estudios arqueológicos se ha encontrado las evidencias de varias fases de construcción a lo largo de la historia, la más antigua y primitiva habría sido construida básicamente de madera y se remonta a más de 5000 años de antigüedad. Parece como si diversas generaciones de moradores de esta región de Henge hubieran trabajado en la edificación de este, llamémoslo siguiendo a Morris, “Centro de Estudio del Cielo”. La erosión por la exposición a las condiciones ambientales, cuando no al vandalismo, ha producido su lógico deterioro pero otra generación de moradores la reconstruirían siguiendo el mismo o parecido espíritu de los primeros artesanos. Así la arqueología reconoce varias fases de construcción. Se denomina Stonehenge 1 a los restos más antiguos que datan del Cretácico tardío (3100 a.C.), consisten en  una fosa circular de 110 metros (360 pies) de diámetro que se encuentra en el exterior del monumento actual, casi pasa desapercibida actualmente debida a su gran envergadura. En el borde exterior de este foso circular se encuentran equilibradamente espaciados 56 hoyos circulares, de un metro (3 pies 3 pulgadas) de diámetro, conocidos como los “Aubrey Holes”, por haber sido John Aubrey el primero en estudiarlos. Al parecer originalmente estos hoyos contuvieron grandes postes de madera que tendrían la misma función que los monolitos de la fase posterior, pero con el tiempo los propios hoyos y sus alrededores se habrían convertido en lugar de enterramiento de cadáveres, derivando en cementerio, de hecho, es el cementerio más antiguo conocido en las islas británicas2. La cantidad precisa de 56 postes, como veremos luego, parece haberse hecho con una intención específica para ese lugar situado en la latitud 51º. El foso tiene dos entradas, una grande al nordeste a la que posteriormente se añadiría un largo corredor o avenida, y otra entrada pequeña justo en el sur4.

Henge0

  En una segunda fase, a principios del tercer milenio antes de Cristo, la construcción se limitó a la parte más interna del recinto. Hay restos de otros hoyos situados en la puerta nordeste, así como un alineamiento en la entrada sur. Estos son más pequeños que los Aubrey Holes , de 0,4 metros de diámetro, y curiosamente parecen más imperfectos y están algo peor espaciados. En una tercera fase, Stonehenge 3-I, alrededor del 2600 a.C., los constructores abandonaron definitivamente la madera para utilizar las piedras. Construyeron dos bandas circulares concéntricas (Q y R) de grandes piedras, por los hoyos puede deducirse la existencia de un total de 80 menhires, de los que sólo 43 pueden ser hoy identificados. Hay también una ancha piedra en el centro llamada “Altar Stone”.  El material más común es la dolerita, una roca magmática de color azulado, y cada monolito mide unos 2 metros (6,6 pies) de altura  por 1,5 m. de largo y 0,8 de ancho. Todo indica que por motivos desconocidos la construcción de esta fase quedó inconclusa, y los últimos huecos preparados para completar las bandas Q y R fueron vueltos a rellenar de tierra. En esta fase, también se erigieron la “Heelstone” en el exterior de la entrada nordeste, dos grandes piedras portaladas justo en esta entrada, ahora sólo hay una y tumbada (la Slaughter Stone). Así como también las cuatro llamadas “Station Stones”, dos de ellas están situadas sobre montículos, el del norte bastante mayor que el del sur. Durante la fase Stonehenge 3-II (2600-2400 a.C.) se produce mucha actividad constructora, en el interior de las bandas Q-R se erigen 30 voluminosas piedras dinteladas formando trilitos en un círculo de 33 m. (108 pies) de diámetro, siendo cada monolito de unos 4,1 m de altura por 2,1 m de anchura y unas 25 toneladas de peso. Los dinteles de arriba no son lisos sino ligeramente curvados para dar la perspectiva de una homogeneidad circular. Además se colocan otros trilitos en la parte más interna formando una especie de herradura de 13,7 metros. La clave de la cantidad de monolitos, o quizás de huecos intersticiales entre ellos, es de 30 (la mitad de 60). Ahora pasemos al análisis astronómico de la estructura. Hay que reconocer que hay cierta dosis de especulación en la hipótesis, pero puede comprobarse que algunas coincidencias son asombrosas.

  Todo parece como si la construcción de Stonehenge hubiera tenido una doble función, en primer lugar habría sido un centro de investigación astronómica para establecer con precisión la salida y la puesta del sol a lo largo del año. El estudio se realizaba desde la perspectiva geocéntrica. Para ello habrían situado las cuatro piedras estacionales, M2 y M1 señalando respectivamente la dirección del orto y del ocaso del sol en el solsticio de verano, mientras que M4 y M3 señalarían estas mismas direcciones para el solsticio de invierno.

cel_sphere1c
Son necesarios 60 monolitos equidistantes en un círculo, con 6 grados de separación entre uno y otro, exactamente como en nuestros relojes de agujas. En la gráfica de abajo yo he dibujado 12 monolitos más gruesos, los que equidistan 30º, los astrónomos de Henge pudieron señalarlos con alguna marca o con piedra de coloración diferente. Esto les sirvió para comprobar que los solsticios distan del sol equinoccial unos 24º, en realidad son 23.5º pero su aproximación es lo suficientemente buena. El montículo mayor de M1 puede estar indicando la puesta del sol del comienzo del verano, el pequeño de M4, indicaría el solsticio de invierno. A partir de ello lograron adquirir un conocimiento de la manera en que se producía su movimiento diurno.

Henge5

    Durante las noches en Stonehenge se estudiaba el movimiento de la bóveda celeste. Lo primero que hicieron los astrónomos de Henge fue establecer cuál era el eje de rotación de esta bóveda. Jon Morris explica cómo determinar la posición del Polo Norte celeste mediante una sencilla técnica, que bien pudieron utilizar los hombres del Neolítico, con dos varillas y una cuerda. Así encontraron el punto PN junto a la estrella polar. Hay quien dice que 5000 años atrás este polo norte estaba bastante alejado de la estrella polar, yo lo dudo, pero si éste hubiera sido el caso, ellos no hubieran tenido ninguna dificultad para localizarlo y dejarlo señalizado, por ejemplo con una estaca fijada al suelo. Estos astrónomos del Neolítico ciertamente disponían de algún artefacto simple para medir ángulos, y lo utilizaron para hallar que el PN distaba 39 grados del cenit de Stonehenge (situada aproximadamente en la latitud 51º N). Con este conocimiento se abriría la Avenida del Norte, un largo corredor direccionado justo 51º con el norte de su horizonte.

 grafico_Stoneh

  Pero si nos fijamos bien en la gráfica superior, nos daremos cuenta que Stonehenge, además de centro de estudio astronómico, parece haber tenido otra función: la de lugar de reproducción de los movimientos astrales –Planetarium llamaríamos hoy-, y es de suponer que serviría para que los maestros enseñaran el geocentrismo a los aprendices de astronomía. El círculo más interno representaría la Tierra fija, redonda por supuesto –todavía hay quien cree que la redondez del mundo se descubrió anteayer.

ecliptica5

Sistema2

  Si pensamos en el modelo geocéntrico que todas las civilizaciones han utilizado siempre, la tierra se encuentra fija en el centro del universo, por supuesto, sin movimientos de rotación ni traslación. Es el firmamento como un todo el que rota en torno al eje NS terrestre una vuelta/día en sentido contra-horario llevando consigo al sol y al resto de estrellas fijas. Además el sol tiene otro movimiento que lo hace girar una vuelta anual en torno a un eje transversal al eje NS terrestre (véase la figura de arriba, o la de abajo), con el plano eclíptico siempre con una inclinación de 23,4º respecto al ecuador terrestre, y que es la causa de que tengamos estaciones.

tierraGEO

El maestro no sólo podía dar una explicación in situ del lugar del horizonte por el que sale el sol, y el lugar por el que se oculta, sino que además podía mostrar su trayectoria diurnal –una paralela a las rectas trozeadas de la figura- dependiendo del día del año que fuera. Algo fácil de comprender para los alumnos, pues veían con sus propios ojos cómo la esfera celeste giraba en torno a la Avenida Norte.  Además se podía dar una lección magistral sobre la causa de que el sol se retrasara respecto al conjunto de estrellas, mostrando cómo este astro orbita nuestro mundo según el plano de la eclíptica –en el cual también se mueven las estrellas errantes (planetas)- pero en sentido contrario al giro del stellatum, acumulando unos 15/2 grados cada semana lunar.

¿Por qué aparece el número 30?. Treinta es por ejemplo, la cantidad de dinteles (monolitos horizontales superiores) en los círculos de la fase III. Como dice Jon Morris4 porque ‘30’ es el número del sol. Todavía las esferas de nuestros relojes analógicos están divididas en 60 porciones, asimismo la ‘esfera’ de Stonehenge está dividida en 30 porciones, pero podría distinguirse la parte izquierda y la derecha de cada una, equivalentes a 60 porciones de 360 grados.

¿Por qué aparece el número 56?  Cincuenta y seis es el número de hoyos, los “Aubrey Holes”, que se encuentran entre los restos más antiguos. Esto es lo más curioso de todo, si dividimos 360º entre 7 obtenemos 51,4º, que coincide aproximadamente con la latitud del lugar donde se encuentra este monumento neolítico. En otras palabras, los moradores de Stonehenge se encontraban felizmente situados ente los paralelos 51-52º, lo que les favorecía hacer un estudio sistemático de la esfera celeste, para lo cual debían dividirla en siete secciones iguales.

grafico_Stoneh2

NOTAS:

1. Puede leerse la historia de Stonehenge en Wikipedia (mucho mejor en la versión en inglés). Puede verse una reproducción idealizada de Stonehenge en: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Stonehenge_render.jpg

2.  Se dice que el general y emperador romano Constantino III fue enterrado allí.

3. Puede verse un plano de Stonehenge aquí:
http://www.sarsen.org/2013/02/all-feature-plan-of-stonehenge.html

  1. http://heavenshenge.blogspot.com.es/2012/02/number-of-sun-part-3.html
Posted in Uncategorized | Leave a comment

El extraterrismo una herejía moderna

El Heliocentrismo y la pluralidad de mundos

El hombre siempre pensó que la Tierra era el centro y lugar primordial del universo, pues al menos hasta el siglo XVII había prevalecido incuestionable la noción aristotélica que tanto el sol, como la luna y estrellas, se encontraban situados en esferas circunvalando la tierra. Había un solo habitáculo de vida, algo evidente para todo cristiano pues así se desprende de la Sagradas Escrituras y de la tradición.   Medio siglo después de la publicación en 1543 de la obra póstuma de Copérnico “De Revolutionibus orbium coelestium” defendiendo la centralidad del sol, comenzó –sobre todo en ambientes protestantes- la polémica que se dio en llamar “pluralidad de mundos”. Ahora si la Tierra se hallaba situada en la tercera esfera, no parecía haber ningún impedimento para que otros diversos planetas fueran también mundos habitados, al fin y al cabo, todavía estaba reciente el descubrimiento asombroso de Cristóbal Colón de un mundo habitado más allá del océano ignoto. Esto fue llevado a su máxima expresión por el filósofo pseudo-gnóstico Giordano Bruno que defendía un universo infinito, que por tanto podía zafarse de la objeción de Aristoteles a la no-unicidad del Mundo: “No puede haber movimiento ordenado más que en torno a un solo punto central”. Bruno fue el primero en defender la existencia de civilizaciones en los otros planetas (inclusive en el sol), junto con otros disparates y herejías de todo tipo. Estas ideas, excepto la de infinitud del universo, fueron continuadas por Kepler. Con su potente telescopio, Kepler, exploró visualmente la Luna, concluyendo que era un mundo similar al nuestro, habitado por “hombres lunares”. Según Kepler, las zonas oscuras eran mares, todavía hoy se siguen denominando ‘mares’ (mare en latín) en los mapas de la Luna, aunque sepamos que no están formados de masas de agua. A Kepler le llamó la atención especialmente la forma asombrosamente ‘circular’ del Mare Crisium[1], y consideró que sólo podía haber sido fabricado por seres inteligentes, y ya que ciertamente no habían sido los hombres terrestres, especuló que debían haber intervenido los “hombres lunares”[2]. Estos hombrecillos, según Kepler, necesitarían esas enormes construcciones para protegerse de las altísimas temperaturas que se alcanzarían en el largo día lunar. En el año 1572 apareció en el cielo la llamada “nova de Tycho”, pues fue Tycho Brahe quien realizó un meticuloso estudio y aportó a la Ciencia importantes datos sobre ella, en algún momento esta estrella nova llegó a alcanzar un brillo superior al del planeta Venus. Kepler, con su manera de hacer ciencia especulativa, afirmó que esa ‘nova’ era una prueba de la existencia de extraterrestres, puesto que –según él- los hombres terrestres no necesitamos de una estrella adicional, entonces ella sería necesaria para otros hombres de otro lugar del Cosmos. Su mentor, Tycho Brahe, se oponía a esta especulación pues su visión científica era absolutamente la opuesta de la de Kepler, pensaba que puesto que nosotros tenemos la certeza que no hay seres inteligentes en el universo, salvo los hombres en la Tierra, entonces las distancias interestelares no podían ser tan enormes como las que exigía la hipótesis de Copérnico, pues en ese caso “gran parte de la creación no llegaría a ser utilizada jamás por nadie”. A medida que el modelo heliocéntrico fue haciéndose popular, la ciencia de Tycho fue poco a poco apartada, y las especulaciones de Kepler fueron tomando fuerza. En cierta medida hay una íntima relación del tipo “a mayor creencia en el heliocentrismo mayor creencia en la pluralidad de los mundos”. Finalmente en el siglo XX, una vez que las universidades fueron totalmente conquistadas por el heliocentrismo de Kepler-Newton y por el acentrismo de Einstein, abanderados por el Principio de Copérnico, «En el universo no hay ningún mundo privilegiado», se dio inició a la era de los multi-mundos. De ahí que fueran apareciendo organismos nacionales (NASA, ESA…) y ONGs (The Planetary Society, …) entre cuyos objetivos está buscar pruebas de la existencia de extraterrestres. Continue reading

Posted in IETS | Leave a comment

Creacionismo en la Educación Pública. Algunas precisiones.

Se publicó en la prensa británica(1), no hace mucho tiempo, que un grupo de científicos de ese país había creado una alianza para combatir activamente la proliferación del Creacionismo y del Diseño Inteligente en los dominios de la Gran Bretaña, tanto a nivel de las escuelas como “allí donde haga falta”. Entre estos científicos se destacaban: Sir David Attenborough, Richard Dawkins –por supuesto-, Sir Paul Nurse (que preside la antiguamente afamada Royal Society), Lewis Wolpert, Helena Cronin, y Colin Blakemore, entre otros. Todos ellos formando la “British Humanist Asociation”, los cuales comenzaron su actividad firmando un manifiesto declarando que “es inaceptable enseñar creacionismo y diseño inteligente, ya sea en las lecciones de ciencias naturales o en cualesquiera otras”.

Como centro de operaciones para esta campaña este colectivo abrió una web titulada “Teach evolution, not creationism!”(2), donde se puede acudir para conocer más detalles de los científicos implicados o de declaraciones. Allí nombran a dos organizaciones, con presencia en el Reino Unido, “Truth in Science” y “Creation Ministries International” como culpables de presentarse como científicas defendiendo posturas creacionistas, algo que para ellos es “inaceptable”. Entre otras cosas, aseguran en su web que “el creacionismo y el diseño inteligente no son teorías científicas, sino que se presentan como teorías científicas por algunos religiosos fundamentalistas que intentan promover sus desviadas visiones en las escuelas públicas”. Aseguran que la CMI promociona el Diseño Inteligente en el Reino Unido y que pretende incorporarlo en la enseñanza pública, y que además ha cometido el ‘inaceptable‘ pecado de enviar material creacionista e ID a todas las escuelas del país(3), y también acusan a sus miembros de presentarse como científicos y sus vistas creacionistas como ‘científicas’, algo que este grupo no está dispuesto a tolerar. En una palabra, Evolucionismo y solo evolucionismo. Lo que se salga de ahí debe ser prohibido.

Yo por mi parte voy a aportar algún comentario a la actitud de este grupo de científicos. Que el creacionismo y el diseño inteligente “no sean teorías científicas” es una afirmación muy cínica puesto que esto es así desde el momento en que los evolucionistas, como enemigos de la verdad, prostituyeron el significado de ‘ciencia’ como el conocimiento de la verdad, desviándolo hacia el conocimiento exclusivamente de ” los seres del universo”. En esta ciencia ‘positivista’ lo que vale es lo ‘útil’ no lo ‘verdadero’. Por eso la guerra del evolucionismo no sólo abarca las ideas de Darwin, sino principalmente se libró en los dominios de la teología y de la metafísica. Tenían que desterrar del conocimiento humano estas dos ramas del saber por su capacidad intrínseca de separar la verdad de la mentira. Y ciertamente que lo lograron, pues tanto la teología como la metafísica católicas fueron marxistizadas, y quienes lo hicieron tuvieron que utilizar todo un sistemático asalto de las universidades, seminarios y centros culturales de toda Europa.

Por otra parte, todo lo concerniente a los Orígenes (origen de la tierra y los astros, origen de la fauna y flora, origen del hombre, origen de Israel y de las naciones…) debe situarse en los dominios de la Historia y no en los de la Ciencias Naturales. Y esto es así tanto desde la perspectiva del creacionismo –defendiendo que los orígenes están narrados en el Génesis- como desde el evolucionismo “moléculas- a-hombre”, lo cual tampoco es competencia de las ciencias naturales, sino un historicismo consistente en un presunto surgimiento al azar de la célula nº 1 en el histórico momento T1, después la célula 2ª en el T2, etc.

En el currículo escolar, tanto en el Reino Unido como en cualquier otro país europeo, se encuentran estas dos materias bien diferenciadas, las Ciencias Naturales y la Historia. La Creación ex nihilo es un marco conceptual histórico para los orígenes (OR1) , la evolución darwinista es otro marco histórico contrapuesto al anterior (OR2), la diferencia está en que este último no tiene ningún registro en que apoyarse, o mejor dicho, únicamente se apoya en la imaginación del ateísmo militante.

En cierto modo es legítimo que esos eminentes científicos de la BHA, u otros miembros de agrupaciones europeas paralelas, se opongan a que se enseñe creacionismo y diseño inteligente dentro de las lecciones de Ciencias Naturales, pero bajo ningún concepto pueden prohibir que estos temas se expongan en el área de Historia. Otro aspecto es la cientificidad del creacionismo y del evolucionismo de Darwin. Los datos científicos que se desprenden de los distintos experimentos o investigaciones científicas son neutros, es falso que todo apunte hacia OR2, lo que hay es científicos que hacen encajar esos datos según el marco OR2, y otros que lo hacen con naturalidad según el OR1.

John Baumgardner, Russell Humphreys, Robert Gentry, Maciej Giertych, Robert Bennett, Robin Bernhoft, Christian Bizouard y Guy Berthault son algunos de los científicos que actualmente defienden el marco OR1 para los orígenes, apoyándose en datos extraídos de las más variadas ramas de la Ciencia Natural, de las que algunos de ellos son máximos expertos. ¿Qué significa eso de que el grupo BHA “no está dispuesto a tolerar a que alguien defendiendo el creacionismo se presente como ‘científico’”?. ¿En virtud de qué se quieren ellos arrogar el derecho a conceder-suprimir el título de ‘científico’?.

Finalmente, como dice R. G. Elmendorf, hay una importantísima distinción entre creación y evolución que no suele ser reconocida. La Evolución, además de sus clásicas hipótesis sobre el pasado, hace una ulterior hipótesis asegurando que ésta todavía opera en el presente. La Creación excluye específicamente tal hipótesis, pues la creación es un único fenómeno,  realizado por solo Dios en los seis primeros días, y ahora completamente finalizado. Ésta es una diferencia extremadamente significativa, pues haciendo tal hipótesis, la evolución es instalada en el mundo natural, es decir, se coloca en el aquí-y-ahora donde opera la ciencia natural. Entonces por este preciso hecho podría presentarse como una hipótesis científica legítima, cosa que la creación no aspira a hacer. Sin embargo, tomando esta postura, la evolución también está sujeta a las pruebas científicas y a una posible falsabilidad –según los criterios de las ideas científicas. Desgraciadamente para los forofos del evolucionismo las pruebas de falsabilidad ya se han realizado, mediante comparación directa de la evolución con leyes científicas bien establecidas, y la evolución no ha podido superarlas positivamente. La evolución pretende ser un proceso ascendente auto-causado, pero la segunda ley de la termodinámica afirma que todos los procesos sostenidos son descendentes. La evolución postula que la vida viene de la no-vida, pero la ley de la biogénesis asegura que la vida viene sólo de la vida; verdaderamente no comprendemos cómo prestigiosos científicos consideran todavía la abiogénesis (4) como un hecho científico. La evolución postula cambio ilimitado en los seres vivientes, pero las leyes de la genética afirman existir límites absolutos en tales variaciones. Éstas y otras barreras científicas insuperables excluyen de manera categórica que la evolución por medios naturales esté ocurriendo en el mundo de las ciencias naturales, lo que significa que la evolución puede considerarse como científicamente refutada.

Quizás en Europa tengamos poca experiencia de lo que verdaderamente hay en esta guerra abierta “Creación-Evolución”, pues cuando tímidamente se menciona el Creacionismo en la Educación, como en el caso del científico y filósofo polaco Maciej Giertych –que era también parlamentario europeo- quien fue durisimamente atacado en los medios de toda Europa, y apenas se le permitió replicar a las críticas injustas.

En cambio, en Estados Unidos desde hace mucho tiempo operan activamente varios organismos como el BHA británico, empeñados en reprimir desde la base a todo movimiento que se oponga a la tiranía del Evolucionismo. Según indica Judi Hann(5), estos grupos americanos se presentan como víctimas y al mismo tiempo salvadores de la ortodoxia científica, afirmando falsamente que en USA hay gente y grupos que se oponen a la enseñanza de la evolución, y que además han presionado a enseñantes y administradores a que se enseñe la evolución como una “teoría” y no como un “hecho”… cuando la realidad es la opuesta. Judy Hahn afirma:

Aquellos que en USA quieren enseñar la teoría de la evolución como un hecho son quienes desean que no haya otras posibilidades de enseñar los orígenes. La mayoría de los pensadores “creacionistas” o defensores del “diseño inteligente” aceptan que la evolución se continúe enseñando acompañada de la creación/diseño, de tal modo que los estudiantes puedan hacer una decisión libre e inteligente sobre cuál de ellas es más lógica y creíble. El estudiante si elige una u otra, al menos habrá dispuesto de ambas teorías (o hipótesis) sobre las que basar su decisión. En realidad, hay muchos casos documentados en los que la ACLU(6) ha entrado en la escuela de un distrito americano y ha amenazado con acciones legales si el director no eliminaba la enseñanza del diseño inteligente (o la creación) de la lista curricular, incluso a pesar de que la evolución era la “ciencia” principal que se estaba enseñando. Hay muchos grupos que no quieren que se enseñe nada más que la evolución. Quizás temen que al cuestionar la teoría capacite a los alumnos de pensar por sí mismos y deducir que lo que se les está enseñando no es verdad.

NOTAS:

(1). “The Guardian”, 18/09/2011.
(2) http://evolutionnotcreationism.org.uk/
(3) La CMI dice que es falso que hayan enviado material creacionista a todas las escuelas de UK, sino sólo a aquellas que se lo han solicitado.
(4) La abiogénesis es la creencia supersticiosa de que la vida pueda surgir espontáneamente de organismos sin vida.
(5) Judy Hahn. “Analysis Of Evolution and The Nature Of Science”. Este documento se encuentra en Internet.
(6) American Civil Liberties Union.

 

Posted in Creacionismo | 1 Comment

La batalla Helicentrismo versus Geocentrismo

Algunos lo primero que nos demandaron es: “Presentar una prueba de que la Tierra está fija y no se mueve”. Ante todo hay que aclara este asunto: ¿Quién tiene que presentar una prueba concluyente?. El Geocentrismo NO. Continue reading

Posted in Uncategorized | Leave a comment